La Fura dels Baus y el espíritu de la montanera llenan de magia la sede de la Denominación de Origen Protegida Jabugo

Más de 1500 personas se empapan de un ritual milenario representado por la compañía de teatro internacional y voluntarios del territorio en la primera ‘Noche de Culto’ 

La sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jabugo ha sido el epicentro de la primera gran Noche de Culto. Un evento sin precedentes que ha rendido homenaje a los 31 pueblos que conforman la zona de elaboración de la DOP Jabugo en el inicio de la montanera. 

Así, más de 1500 personas han sido testigos de un espectáculo inédito, diseñado en exclusiva por la prestigiosa compañía de teatro internacional La Fura dels Baus en un marco incomparable, un espacio abierto rodeado de naturaleza a modo de atalaya desde la que contemplar los cuatro ejes cardinales del entorno del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

El espectáculo Noche de Culto daba comienzo al anochecer, con la presentación de los protagonistas, los pueblos que conforman la zona de elaboración de la DOP Jabugo (representados por voluntarios del territorio), la presencia de la bellota (uno de los frutos insignia de la tierra) y la figura de la dehesa, bajo la voz de la cantante Mariola Membrives y su flamenco fusionando “El amor a la tierra”, una composición del propio director, Miki Espuma.

Tras ella, aparecía la imagen de un espectacular ángel alado descendiendo desde las alturas, encarnando el espíritu de la Montanera.

Pero uno de los instantes más esperados llegaba con la aparición del “gigante”, una estructura de 8 metros, que caminaba iluminado entre el público en un paseo majestuoso de ambiente cósmico y sonidos electrónicos. Una alegoría de la responsabilidad del hombre en nuestro entorno.

Gigante y dehesa sellaban la obra con una fusión. Ella, subida en el pecho del gigante, emprendía el viaje hacia el corazón del bosque al alegre son de ‘Volando voy’. Arrancaba, así, la montanera.

En definitiva, un homenaje único a un ritual milenario que han podido conocer y saborear más de un millar y medio de espectadores a través de una obra teatral cargada de simbolismo y genialidad con tres elementos clave: dehesa, montanera y ser humano. 

“El ser humano de hoy es el único que puede conservar y mimar este ecosistema, el cual, no nos equivoquemos, pertenece a las generaciones futuras. En definitiva, La Fura dels Baus se ha empapado de los valores de la DOP Jabugo y lo que representa para concebir un ritual que pudiera ser representado teatralmente”, asegura el director general de la DOP Jabugo, José Antonio Pavón.

En palabras de Miki Espuma, director del espectáculo, “la obra representa nuevos rituales para una tierra viva. Un macroespectáculo furero con una ceremonia de aroma vivo. Cada actor y actriz, con su atrezzo, representan una parte de esta tierra, con su clima único, sus ricas tradiciones, su naturaleza y sus personas”.

El evento se enmarca dentro de la nueva campaña de la DOP Jabugo Tierra de Culto, que pone el foco en el territorio que la conforma, con un microclima singular y propio, como elemento distintivo y singular. 

“Sin duda, el producto gastronómico amparado ha sido hoy punta de lanza de toda la Sierra con sus ganaderos, sus elaboradores y con su gente de la mano de una compañía teatral internacional” expresó Guillermo García-Palacios, Presidente de la DOP Jabugo.

En el epicentro de Tierra de Culto se encuentra el jamón DOP Jabugo y sobre él gira su nueva campaña promocional, centrada en contar todo lo que le rodea a través de cuatro elementos definitorios: entorno, tiempo, tradición y origen.

Este evento está organizado por la DOP Jabugo, en el que colabora el Ayuntamiento de Jabugo y está financiado por la UE, la Junta de Andalucía y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a través de fondos europeos FEADER.

La Fura dels Baus y el espíritu de la montanera llenan de magia la sede de la Denominación de Origen Protegida Jabugo